miércoles, 10 de julio de 2013

Hacia la gloria



En el marco de las celebraciones por los 37 años de la Fundación Cinemateca Boliviana (FCB), el martes 9 de julio, se llevó a cabo una Conferencia de Prensa donde se anunció la restauración de Hacia la gloria. Este largometraje estrenado en 1932 es parte del Archivo Fílmico de FCB, y ahora se trabajará en el proyecto que traiga hasta nuestros días una nueva copia de exhibición creada desde los negativos y positivos que Cinemateca custodia desde hace más de 30 años en sus bóvedas. 

El 19 de mayo, se publicó en la Revista La Esquina del periódico Cambio, el artículo que ahora reproducimos. Incluimos en esta entrada de nuestro blog algunos de los fotogramas de la película.




Por: Claudio Sánchez Castro


Hacia la Gloria es una de las películas emblemáticas de la época silente del cine boliviano. Una historia romántica que tiene como telón de fondo la guerra, y como protagonista principal a un piloto. El largometraje dirigido por Mario Camacho, José Jiménez y Raúl Durán Crespo es el estandarte de una época donde la aviación no era un simple instrumento del aparato bélico, sino un referente inconfundible del progreso y el desarrollo de la sociedad, el principio de la modernidad tecnológica, el aviador podía ser el héroe contemporáneo. En este orden de cosas que mejor telón de fondo que la propia guerra para construir la imagen de un gran valiente que surca los cielos venciendo a la muerte, entregándose a ella.

La guerra en el cine, no ha sido sólo un escenario propicio para hacer evidente un conflicto con intención de propaganda o denuncia, sino que también ha sido una excusa para contra otras historias. Véase entonces la cuestión argumental de Hacia la Gloria, donde se muestra un país dividido en sus capas sociales, el abandono, y la gestación del héroe ante la adversidad.

El guión final fue escrito por Moisés Alcázar y ante la inminente declaratoria de guerra con el Paraguay se hicieron ciertas modificaciones que tenían mucho que ver con la figura del aviador Rafael Pabón, el gran héroe de la aviación nacional. De acuerdo al libro El lugar de la seducción, editado en 2006, extraemos la referencia al argumento de la película: ¨En 1932 se estrena Hacia la Gloria, film que narra la historia de una joven cuyo hijo, abandonado en el río Choqueyapu, viene adoptando por una pareja de campesinos, que le enseñan los valores y tradiciones de la comunidad. El niño crece y emigra a la ciudad donde se enamora de una muchacha. Al no ser correspondido se incorpora a la Fuerza Aérea y se convierte luego en todo un héroe. Herido por el enemigo, internado en un hospital, es atendido por una religiosa que resulta ser la madre que lo había abandonado. Además, la muchacha de la que se había enamorado resulta ser su hermana. La historia termina cuando el piloto héroe marcha hacia un rumbo desconocido.¨

El rodaje del largometraje comenzó en octubre de 1930 y concluyó a mediados del año siguiente. Mario Camacho estuvo a cargo de la cámara, Durán asumió la producción y Jiménez se encargó del proceso de laboratorio. A este equipo se le sumaría el pintor Arturo Borda quién trabajó en distintas áreas de la producción, él hizo la dirección de escena, además realizó el diseño de algunos decorados. Borda también interpretó un rol como actor en Hacia la Gloria, él era presentado en la película en el papel de un yatiri. Donato Olmos Peñaranda, en el personaje de Eduardo el aviador, fue el protagonista de la película. Matilde Garvía interpretó a Cristina, la novia-hermana. Manuel B. Sagárnaga, en el papel del Dr. Gastón Lozada era el padre de ambos. Angélica Azcui de Alarcón fue Sor Luisa en las escenas del hospital. Enrique Mendoza, interpretó el papel de don Cirilo, padre adoptivo, y Valentina Arze el de la madre adoptiva, doña Petrona.


Para su estreno se anunció como la primera película sonora nacional. Esto era por demás sorprendente ya que aún era muy incipiente la producción cinematográfica sonora incluso a un nivel global. Lo cierto es que no se trataba de un film sonoro sino que durante la proyección el largometraje era acompañado por discos que procuraban sincronizar con los movimientos, ésta música que sorprendía al espectador provenía de dos enormes gramófonos que se encontraban detrás de la pantalla. 


1 comentario:

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia


I made this widget at MyFlashFetish.com.