domingo, 24 de mayo de 2009

HUMILLADOS Y OFENDIDOS Día de la indignación nacional


Obligados a besar de rodillas el suelo de Sucre, ostigados por irracionales que siempre se pueden identificar, maltratados, ultrajados, denigrados los campesinos por hordas de delincuentes, el 24 de mayo de 2008 es una oscura huella en la historia contemporánea boliviana y por eso mismo no debemos dejar de verla.

La máxima expresión del racismo calcinante de una sociedad alineada no sólo con la intolerancia sino con la violencia se la vivió esa tarde de un mayo tan cercano que en su voz aún guarda los gritos de un pueblo reducido a la humillación entre bolivianos. Esa jornada permanecerá en la memoria colectiva gracias al trabajo del Director del Teatro de los Andes y documentalista César Brie, que en Humillados y Ofendidos (Bolivia, 2008) refleja lo ocurrido como nadie lo ha mostrado. Premio del Colegio de América al mejor documental hispanoamericano en Festival Internacional de Cine Pobre de Humberto Solás (Cuba) Humillados y Ofendidos, es un trabajo conjunto de Brie junto a Javier Horacio Álvarez y Pablo Brie.

El 24 de mayo en Sucre quedará como un capítulo más de la historia universal de la infamia. Un grupos de campesinos vejados a chicotazos y patadas, obligados a marchar semidesnudos hasta la plaza 25 de Mayo, a arrodillarse frente a la Casa de la Libertad, a besar el suelo, la bandera de la capitalía plena, a cantar el himno de Chuquisaca y quemar ellos mismos sus whipalas y pancartas. (César Brie)

Nuestro compromiso con la democracia, nuestra indignación colectiva, nuestro compromiso con sociedades más justas nos impulsan hoy a recordar aquello que nunca debería haber ocurrido con éste fragmento de Humillados y Ofendidos.

Claudio Sánchez Castro

1 comentario:

fotogeniacine dijo...

que rico es saber Clau que algunas cosas calan


I made this widget at MyFlashFetish.com.